9 consejos para ganar un debate electoral

Esta campaña para llegar a La Moncloa tendrá un punto de inflexión cuando mañana lunes se celebre el único debate electoral con los cuatros candidatos a la presidencia del Gobierno de España.

Este examen puede resultar fundamental en el resultado del 26J, especialmente teniendo en cuenta los pronósticos tan ajustados y el gran número de indecisos. Desde comuniQuemos presentamos 9 consejos para ganar un debate electoral en televisión:

  1. Prepara bien el debate. Esta parte supone más de la mitad del resultado final. Es necesario analizar a tus adversarios, los temas centrales de su estrategia, su manera de defenderlos y el tono utilizado en cada uno de ellos. Conseguirás anticiparte y eso te dará ventaja. Si logras esta primera parte, podrás reaccionar de una manera satisfactoria cuando estés “en escena”.
  1. Ensaya con tu equipo. Después del análisis y de preparar tus temas propios, es el turno de hacer una representación como si de teatro se tratara. Para ello, miembros de tu equipo deben jugar el rol de tus adversarios. Así cuando llegue el momento importante, sabrás cómo reaccionar ante ello de la mejor manera. No sólo se trata de memorizar datos sino que hay que hacerlos tuyos, defenderlos durante los ensayos para que fluyan de la forma más natural delante de los debatientes.
  1. Utiliza material gráfico solo si está justificado. Es bastante común ver a líderes políticos enseñando diferentes estadísticas, especialmente cuando se trata de cuestiones como el paro o el crecimiento económico. Sin embargo, si resultan demasiado obvios y no aportan nada al debate es mejor no optar por su uso. Si no aporta nada nuevo, déjalo en casa.
  1. Distribuye bien tu tiempo. Hasta llegar a este punto has realizado una gran preparación del debate electoral y has elegido cuáles son los temas primordiales puesto que el debate tiene una duración determinada. No dejes que el resto de adversarios te impongan sus temas porque te restará tiempo para defender los tuyos. Contesta a las preguntas pero no permitan que la atención se dirija hacia donde ellos quieren.
  1. Los titulares son los protagonistas. El medio televisivo te obliga a que la información se transmita a través de titulares. Hay que buscar ideas sencillas, huir de lo abstracto, poner ejemplos para que todos los espectadores puedan entenderte y que tu mensaje sea el que llegue a las redes sociales y a los medios de comunicación.
  1. Las emociones cuentan más de lo que parece. No te centres únicamente en los datos. Utiliza herramientas como el storytelling que, usado de una manera atractiva y sencilla, puede conseguir buenos resultados ya que conectas de una forma más directa con el espectador, lo que se puede traducir en un voto. La empatía te permite por un momento ponerte el lugar del espectador.
  1. Las cámaras siempre están grabando. Es fundamental que conozcas el medio televisivo y adaptes tu discurso. Recuerda que la comunicación no verbal es esencial porque comunica más que la verbal. Cuidado con cruzar los brazos, hacer gestos agresivos o mirar el reloj porque si el realizador decide enfocarte en ese momento estarás transmitiendo información que probablemente no deseas. Para ello, la preparación es primordial, grabarse para ver cómo reaccionas ante los ataques y las preguntas de tus adversarios y así corregirlo antes de que sea tarde.
  1. Responde y rebate. Es importante responder a las preguntas directas que se plantean durante el debate ya que en caso contrario puede dar la imagen de que no se quiere tomar posición sobre un tema o que se desconoce una realidad, cuando simplemente no se han encontrado las palabras adecuadas. Prepáralas con antelación para que no te pille por sorpresa. También es necesario rebatir a tus adversarios pero sin agresividad ni desdén. Los espectadores penalizan este tipo de actitudes sin importar el mensaje que estés transmitiendo. La forma es más importante que el contenido en este tipo de debates electorales.
  1. Analízate. Una vez que ya ha acabado el debate es el turno del análisis junto a tu equipo. Como se sitúa dentro de la campaña, hay que continuar con el ritmo frenético pero al menos elige los temas importantes y estudia cómo los defendiste. Te servirá para ajustar tu estrategia y te mensaje de cara a los siguientes días de campaña.
Esta entrada fue publicada en la categoría 26J, Comunicación Política, elecciones.

Navegación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright 2016 - Todos los derechos reservados. Diseño JYG Diseño Web (jesusyesares.com)