La enésima semana decisiva

Las encuestas electorales publicadas tras el 20-D pueden servir de pista para la decisión de los líderes políticos, como ya apuntábamos en el post La encuesta de los pactos. Una situación política tan compleja e imprevisible como la actual hace que este tipo de publicaciones que, en otro momento, prácticamente habrían sido algo anecdótico, estén consiguiendo avivar aún más el debate.

Un ejemplo es la encuesta publicada el pasado domingo, 14 de febrero, en ABC y realizada por GAD3, en la que se planteaban si los partidos serían capaces de ponerse de acuerdo o por el contrario terminaríamos yendo a unas nuevas elecciones, que virtualmente ya están fijadas para el domingo 26 de junio. Según esta encuesta, casi el 60% de los ciudadanos consideraban que no se llegaría a un acuerdo, lo que significaría más de 6 meses de un gobierno en funciones.

Además, los encuestados daban otra pista. Piden una renovación en el liderazgo de los dos principales partidos, igual que ya apuntaba la encuesta de Metroscopia para El País, publicada en enero. Esto debería servir para que los protagonistas de este enredo que parece no tener fin, en el que un día parece que ocurre una cosa y al día siguiente, la contraria, deberían plantearse el papel que están desempeñando.

Los nuevos casos de corrupción que están salpicando al PP, la semi-dimisión de Esperanza Aguirre, el papel tan pasivo que ha tomado desde el principio el líder de los populares, hace que nuevamente se ponga en entredicho la decisión de Rajoy de seguir al frente del partido, a pesar de haber sido el partido más votado, como él repite intervención tras intervención.

En cuanto a Pedro Sánchez, se ha visto sorprendido ya en dos ocasiones por las imposiciones de Podemos. Además, según publicaban varios medios, parece que por la noche llegaba a un acuerdo con Ciudadanos, pese a haberles tildado de la “otra derecha” repetidamente durante la campaña, pero por la mañana es como si eso nunca hubiera existido.

A esto hay que añadir la tensa reunión entre Rajo y Sánchez, que sólo sirvió para fijarse en la anécdota y no ir más allá, y que en apenas unos minutos ventilaron.

Llevamos en la “semana decisiva” desde hace prácticamente un mes. La democracia española necesita demostrar que ya es mayor de edad, los líderes políticos deben estar a la altura de la situación y de que lo que está demandando la ciudadanía. Continuarán publicándose nuevas encuestas electorales, que plantearán nuevos caminos que seguir. La decisión debe ser tomada antes de que se haya perdido demasiado tiempo en esta representación teatral a la que los partidos nos tienen acostumbrados cada día.

Esta entrada fue publicada en la categoría Comunicación, Comunicación Política, encuestas electorales, Política.

Navegación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright 2016 - Todos los derechos reservados. Diseño JYG Diseño Web (jesusyesares.com)